Inicio  Organización  Colegio IBVM Pastoral Enlaces Mapa del sitio Aviso legal Contacto 

 

INSTITUTO DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA

EN ESPAÑA  (IRLANDESAS)

Among the hundreds of NGOs (Non-Government Organisations) working at the United Nations, two have a very special bond. The “Loretto Community”, founded in the USA in 1812, and the “Loreto Sisters”, founded in Europe in 1609.

Both Loreto/Loretto NGO representatives participate in committees concerned with the status of women, poverty eradication, financing for development and environmental protection. Currently both have interns working in New York, and are seeking to understand more about each other’s community and history.

To read more please visit our website:

http://www.loreto.org.au/Home/News-Media/News/Two-Loretos-at-the-UN.aspx

MARY WARD

Carácter Propio de los Centros BVM

Enlaces

 

 

El Instituto de la Bienaventurada Virgen María (IBVM) fue fundado por María Ward a principios del Siglo XVII (1609) en St. Omer (Países Bajos).

María nació en Yorkshire (Inglaterra) en 1585, durante el reinado de Isabel I, cuando la persecución contra los católicos en ese país, estaba en todo su apogeo. Su familia era de una raza valiente y heroica perteneciente a la nobleza rural, que debió pagar cara su fe católica. Ella, durante los primeros 20 años de su vida, tuvo que peregrinar por diferentes casas de su familia para asegurar su existencia, curtiendo su carácter con un espíritu de gran fortaleza y audacia.

Sintiéndose llamada a la vida religiosa, fue elegida por Dios para ser una pionera en las obras de la Iglesia, comprometida en la defensa de la fe y lanzada a conseguir la mayor gloria de Dios en el mundo.

Admiró la obra de Ignacio de Loyola y supo, como pocas mentes clarividentes de su siglo, que su misión era romper la clausura que se imponía a las mujeres, para poder andar por el mundo sin trabas, adelantándose a los tiempos y trabajando por el Reino de Cristo con recursos que los varones “sabios y prudentes” no podían llegar a tolerar en mujeres evangelizadoras.

Y lo hizo con confianza total en la capacidad de la mujer, dándose cuenta que tal era lo que la Iglesia necesitaba según la voluntad de Dios.

Con un grupo de mujeres inglesas, trabajó en Londres pero, teniendo que vencer muchas dificultades, se embarcó para el Continente, logrando empezar su obra en la ciudad de St. Omer, donde años antes los Jesuítas de Inglaterra también se habían establecido.

Tres grandes gracias debían formar el carisma del Instituto: La gloria de Dios como fin, el apostolado en el mundo como medio, y la orientación total hacia Dios de los miembros dentro del marco de Libertad, Justicia y Verdad.

Su familia religiosa fue el anuncio de los nuevos tiempos en la educación, sobre todo de la mujer, siendo Maria Ward presentada por la historia como magnífica adelantada de las obras de cultura para la mujer y como creadora de nuevos estilos de formación humana y de progreso de la persona según las necesidades de los tiempos.

Quiso una educación para todas las clases sociales adaptadas a las necesidades de las personas y del lugar, que integrara una formación espiritual, intelectual, física y psicológica y que preparara a la persona para su ‘role” en la familia y en la sociedad.

El volver a las fuentes, al espíritu y carisma del Instituto, no puede ser concebido como mera repetición de métodos, sino como capacidad de adaptación a situaciones inéditas con plena fidelidad a un espíritu. “Lo importante es tener muy claro de dónde se parte y a dónde se va”.

Hoy:

  • Estamos formando personas íntegras.

  • Damos una preparación para la vida.

  • Educamos para la Libertad y la Justicia, la Solidaridad y la Verdad.

Si nos preguntamos de dónde le vino a María Ward esta visión de futuro y la fuerza interna para llevarla a cabo, solo podemos contestar que “El espíritu sopla dónde quiere”. Hay hombres y mujeres destinados como instrumentos de la Providencia en momentos de grandes crisis históricas y María Wad fue una de ellas.

El Instituto, suprimido en 1631 por el Papa Urbano VIII en una de las más duras Bulas emanadas de la Santa Sede, siendo condenada y encarcelada Maria Ward por la Inquisición en Alemania, pudo salir adelante de forma muy precaria en vida de la Fundadora, bajo la autorización de la Iglesia. Hoy está presente en los cinco continentes en múltiples obras apostólicas llevadas a cabo por unas 4.000 religiosas y un buen número de laicos que atentos a los signos de los tiempos se esfuerzan en afrontar los desafíos de la humanidad en este tercer milenio.

El Papa Pío XII en el primer Congreso mundial del Apostolado seglar en 1951, calificó a María Ward de “mujer incomparable que, en las horas más sombrías, dio Inglaterra a la Iglesia Católica”…

Certificado de Calidad ISO 9001:2008

Nuestro Colegio BVM Irlandesas Nuestra Señora de Loreto obtuvo la certificación de Calidad el 24 de julio de 2008.

Este Certificado de Calidad se aplica a los niveles de Enseñanza Primaria y Secundaria Obligatoria.

[Inicio]  [Organización]  [Nuestro Colegio]  [IBVM]  [Pastoral]  [Enlaces]  [Mapa del sitio]  [Aviso Legal]

 

© 2007 Colegio Bienaventurada Virgen María (Irlandesas) Nuestra Señora de Loreto de Sevilla